26
Dic
10

Entrevista a Julia Stiles para Backstage

A veces, Hollywood parece un instituto: clichés impenetrables, fijación por la apariencia, y por supuesto, el afilado agijón del rechazo. Julia Stiles, quien se dio a conocer con filmes adorescentes, lo sabe bien. “Hubo un tiempo antes de “10 Things I Hate About You” en que me rechazaban mucho”, dice, haciendo memoria. “Y recuerdo llorar sentada en el suelo. Devastada. Era estar muy cerca de los papeles una y otra vez, estar entre otra persona y yo, y no conseguirlo”.

Por supuesto, finalmente consiguió el papel, el que suponía que debía conseguir. Como la inteligente adolescente Kat Stratford en el clásico de 1990 “10 Things I Hate About You”, Stiles emergió como alguien a tener en cuenta, una actriz que podía pincharnos con dardos linguísticos en un momento, y desnudarse emocionalmente en el siguiente. Y sabe que al final todo resultó del mejor modo.

“Quiero decir, es fácil decirlo ahora, pero las cosas ocurren por una razón”, dice Stiles. “Miro a las películas que no conseguí, y no habría tenido sentido que yo estuviese en ellas. “Animadora sexy” probablemente no hubiese sido un bien papel”. Ella ha intentado seguir adelante y dejar de preocuparse sobre lo que la gente podría pensar de ella, o cómo le veía la industria en general. Su último trabajo, como alma herida en busca de venganza en “Dexter” es un desvío de todas las mujeres superfuertes que ha interpretado antes. Y pese a que está emocionada por poder mostrar otra parte de su talento, realmente no piensa en esos términos.

“Es difícil ignorar esa necesidad de satisfacer a otra gente; quieres afirmación”, dice Stiles. “Pero creo que he tomado la decisión consciente de intentar mantenerme centrada en verme satisfecha con el trabajo que he hecho. Realmente no puedo anticiparme a cómo responderá la gente. Puedo simplemente centrarme en hacer el mejor trabajo que puedo, y esperar que el resto acompañe”. Ella hace una pausa, pensativa, considerando sus palabras, y luego sonríe. “Pero quizá simplemente es lo que me digo”.

Su trabajo en la temporada actual de “Dexter” ciertamente ha inspirado respuestas entusiastas. Como Lumen, una joven traumatizada que forja un lazo improbable con nuestro asesino en serie preferido (Michael C. Hall), Stiles es descorazonadora, aterradora, y atractivamente visible. Como fan de la serie, dice que escuchó que los productores estaban creando un misterioso personaje femenino, y pidió a sus agentes que lo siguiesen de cerca. Ella normalmente elige sus papeles basándose en los guiones, pero con “Dexter” dio el “sí” pese a que el papel aún no había sido escrito.

“Entré a esta oportunida, y no me habían mostrado una sola palabra sobre el papel”, se maravilla. “Simplemente hablé con los productores sobre lo que tenían pensado para el personaje a lo largo de la temporada, y cuando me lo contaron, me quedé sin palabras. Estaba fascinada y encantada de ser parte de la serie”.

Se le ofreció el papel sin tener que hacer una audición, pese a que es rápida en destacar que el productor de “Dexter” John Goldwyn, con quien había trabajado en “Save the Last Dance”, ayudó a mover la balanza a su favor. Ella ha estado inmersa en el único mundo de Lumen desde entonces. El personaje ha experimentado un gran trauma, así que Stiles se ha encontrado haciendo bastante trabajo para conectar con la experiencia.

“Creo firmemente en que no debes atraer necesariamente con la experiencia personal. Cultivo mi imaginación, casi meditando”, explica. Lumen “tiene una asociación: si alguien le toca en cierto modo, ella sentirá un escalofrío, y obtener esa respuesta física activa mucho pensamiento que luego conectará con los músculos. Creo que aprendí eso trabajando en el teatro: Tras la repetición, la mente conecta con el cuerpo”.

Gran aprendizaje.

El trabajo en el teatro siempre ha sido parte de la carrera de Stiles – es, de hecho, la raíz de su inspiración de ser actriz. Ella creció en New York, y su madre, una artista cerámica, le rodeó de gente creativa de todo tipo. Un amigo pintor resultó ser diseñador de sets para el Ridge Theater. “Necesitaban una niña en una de sus obras, y yo era una niña pequeña precoz que quería disfrazarse e interpretar todo el tiempo, así que escribí una carta diciendo, “Quiero estar en vuestra obra, y estos son los personajes que he creado”, lo cual es bastante ridículo”, dice Stiles, riendo ante ese recuerdo.

Ella no tuvo diálogo en su primera obra – una parodia de las películas de la selva de 1930 – pero la experiencia le llevó a otras obras con la compañía, lo que al final el ayudó a encontrar representación. “Era joven y realmente no pensaba en cuál sería mi profesión”, dice Stiles. “Me resultaba divertido pasar el rato con esos adultos, y que me pagasen por jugar a actuar. Pero cuando me hice mayor, comencé a audicionar y conseguir trabajo”.

Uno de sus primeros papeles fue una aparición considerable en la película de Claire Danes y Jude Law “I Love You, I Love You Not”. Como en el debut de Stiles en el teatro, el personaje no tenía diálogo, pero la experiencia le ofreció una buena introducción al negocio. “Fue realmente divertido”, dice. “Cuando fui al set para mi audición final, vi a Claire Danes allí, y me impactó”.

Un par de años después, ella misma era una estrella en alza: Hizo “10 Things I Hate About You” estando en el instituto, y la continuó con la ambiciosa versión de “Hamlet” del cineasta Michael Almereyda y “State And Main” de David Mamet. Ahora puede recordar muchos momentos surrealistas como actriz joven que está aprendiendo. “Tengo una historia sobre un director que debería permanecer sin nombre”, dice, riendo un poco. “Se suponía que me reuniría con él para su nuevo proyecto en el Beverly Hills Hotel, y acabó siendo una especie de extraña reunión de 2 horas donde él llevaba puesta una bata y me hablaba sobre toda la coca que tomó para hacer otra película”.

Por suerte, la mamá de Stiles estuvo cerca para mantenerla con los pies en la tierra, y para mantener a raya a los directores locos. “Tenía 19 o 20 años, cuando fui a California por primera vez. Vino conmigo para protegerme, y a las dos horas de esa reunión, el conserje llamó y dijo, “La madre de Julia está abajo. Quiere saber si todo está bien””. Stiles ríe ante el recuerdo, “La amo por esas cosas”.

Pese a que muchos actores jóvenes habrían usado la popularidad de Stiles para hacer el mayor número posible de películas, independientemente de la calidad, ella intentó mantener sus elecciones inteligentes e interesantes. También tomó la improbable decisión de ir a la universidad, donde se graduó en Inglés. “Parte de ello vino por mi propia curiosidad por tener esa experiencia, teniendo la seguridad de un lugar donde puedes cometer errores y hacer amigos”, explica. “Mis padres definitivamente dijeron, “Tienes que ir a la universidad”. Y luego, cuando se publicó ‘Save the Last Dance’ e hice entrevistas hablando de estar en la universidad, me dije que tenía que terminar, porque ya habían escrito sobre ello”.

Pese a que no da importancia a su decisión de estudiar (“Mucha gente va a la universidad; no es tan especial”), Stiles reconoce que a veces fue un desafío encontrar el balance entre sus estudios y su trabajo como actriz. Pero siente que vivir una vida normal de estudiante le ayudó a permanecer con los pies en la tierra en medio de una potencial locura. “‘Save the Last Dance’ salió cuando yo era estudiante de primer año”, dice, sobre uno de sus grandes éxitos. “Y, por bizarro que fuese, era muy humilde estar en una rogurosa escuela donde se centraban en otras cosas además de cuánto dinero recaudaba la película”.

Ha nacido una estrella.

A diferencia de sus papeles adolescentes, Stiles ha hecho la dura transición a papeles adultos, ganando el aplauso por su sutil trabajo como agente de la CIA en las películas de “Bourne”. Pero no siempre ha sido fácil. “Fue un cambio muy lento y gradual, pero hubo un tiempo durante el que no trabajé – pero decisión propia y sin ella. Y pasé un año haciendo ‘Oleanna'”, dice sobre la producción de Broadway en Los Angeles. “Para la gente en la industria del cone, eso no tiene significado. Así que hubo largos períodos sin empleo, y veces en las que tuve que pasar para que la gente me viese de modo diferente”.

Pero los períodos sin trabajo no hacen que Stiles sea menos cuidadosa con sus elecciones. Justo después de la tercera película de “Bourne” hubo un pequeño vacío, pero fue por elección. “Hubo papeles para los que no se me consideraría, y hubo cosas que me ofrecieron que yo rechacé, algo que asusta cuando simplemente quieres trabajar”, dijo. “En su mayoría eran cosas con las que no conectaba. No iba a hacer justicia a la historia”.

Stiles dice que su proceso de elegir proyectos es “más consciente” de lo que era cuando estaba comenzando: “Creo que cuando era más joven pensaba en qué me apetecía hacer cada día, y si las cosas sonaban bien. Ahora me centro más en lo que quiero hacer. Pienso en ello de modo estratégico: ¿cómo va a resultar o recibirse esto? Pero, al final, creo que el factor principal para mí es imaginarme en el papel y ver si puedo hacer algo interesante con ello. Muchas veces, si leo algo y sigo pensando sobre ello al día siguiente, es buena señal”.

Ella hace todo el esfuerzo posible por regresar al trabajo en el teatro. Desde esos primeros momentos como actriz infantil, el teatro ha estado en su carrera. Recientemente regresó a sus raíces, colaborando una vez más con el Ridge Theater, para “Persephone”, como parte del Brooklyn Academy of Music’s Next Wave Festival. “Hay algunos recursos que puedes desarrollar trabajando en el teatro que son muy beneficiosos para trabajar en cine o TV”, dice. “Es como ir al gimnasio para un actor. Hay una disciplina y una falta de preciosismo sobre los actores que creo que es muy importante. Es fácil llegar al set de una película y todos te rodean diciendo: “¿Puedo traerte agua?”, y todo eso. Se siente bien, pero no quiero ser dependiente de eso”.

Ese tipo de sentimiento – segura, madura, increíblemente asentada – parece representar toda la sabiduría que Stiles ha ganado durante el período de instituto en su crecimiento como actor. Ahora que se ha graduado en las grandes ligas de la actuación, todo lo que ha venido hasta ahora agranda sus elecciones en entrenamiento y carrera. Tomemos como ejemplo “Dexter”, donde sigue usando los músculos teatrales que, en un principio, le pusieron en camino.

“Trabajan muy rapido, y saber que puedes pensar por ti misma es genial”, dice. “Trabajando en el teatro, sabes que a las 7:30 avisarán que falta media hora, y habrá una cuenta atrás para cuando tengas que subir al escenario, y no habrá un editor que arregle tu interpretación. Esto es algo a lo que puedes volver, no importa el medio. Siempre sabes, “De acuerdo, puedo hacerlo””.

Fuente: Backstage


0 Responses to “Entrevista a Julia Stiles para Backstage”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Mantente informado

Recibe las noticias por RSS Recibe gratis las noticias en tu email Síguenos en Twitter Visita nuestra página de Facebook Videos de Dexter
Más información

Twitter

Destacados

Información del mundo de Dexter dividida por secciones
¿Hay algo para analizar en el mundo Dexteriano? ¡Ahí estamos nosotros!
Todo lo que necesitas saber sobre las novelas en las que está basada la serie
Precuela animada de Dexter
Descargas multimedia de Dexter

¿Quieres colaborar?

Archivo

Enlaces recomendados

Licencia, legalidad y demás…

Licencia Creative Commons
...o lo que es lo mismo: comparte, hazle saber a todos de dónde lo sacaste y no intentes venderlo.

Este fansite NO está de ninguna manera ni en ningún sentido afiliado con Showtime. Todas las marcas y copyrights pertenecen a sus respectivos propietarios, y se usan aquí bajo los términos de uso razonable. Este blog es de carácter gratuito y sin fines de lucro.

Ver disclaimer